Diseño y Diagramación: María Laura Linares Frailán

domingo, 31 de julio de 2016

El Dividive esencia misma de su tierra



El Dividive esencia misma de su tierra.
Pedro Frailán (*)


Arboles de Dividive. Foto Luís Huz.
El año de 1956 cumplía Simón Bolívar 153 años de nacimiento. Bolívar un personaje que en el tiempo se consagraría en la historia universal, como un símbolo de libertad.  Bolívar, el niño, el joven,  desde su patria Chica como lo afirmaría, Don Mario Briceño Iragorry eminente bolivariano.  En la Caracas colonial se paseaba por las callejuelas de San Jacinto, en ello caminaba, corría, jugueteaba todo un sueño y un idealismo libertario, una ensoñación que se haría  realidad en los tiempos venideros y sería una huella impregnada el aire con en plena libertad.
Bolívar en Caracas se formó, desde ese lugar de la Mancha venezolana de ahí cambiaría a Venezuela y parte de un continente.   Su arma más poderosa, la de todos los tiempos el pensamiento, combinada con su escritura. Bolívar, sobre todas cosas fue un pensador, que funda en parte la historia de las ideas latinoamericana.
Un amigo íntimo de los clásicos griegos, de su evolución, cierra su ciclo de formación con la ilustración anglosajona y francesa. De hecho su obra literaria,  en compendió con la de Francisco de Miranda, Juan Germán y sus maestros Simón Rodríguez y Andrés Bellos son  parte de la ilustración iberoamericana. Quedando demostrado en sus libros de cada uno de ellos.  
Prueba es el Concilio Colombiano de Francisco de Miranda, el Triunfo de la Libertad de Juan Germán Roscio, la poesía del Romanticismo de Andrés Bello, entre ellos; Silva  a la Agricultura. Y que más que su Gramática Española, que es el tesoro más hermoso de nuestro idioma.  ¡Qué buen idioma el mío! Dijo: Pablo Neruda. Ahí en esa conservación  estuvo Bello sobre nuestras palabras el más  peligrosos de los bienes dijo Holderlin.
 Palabras y más palabras  la nunca digo, la que pronuncio a cada rato,  así lo sentía  y lo vivía Octavio Paz.  De Bolívar que decir: Cartagena, el Decreto de Trujillo, Carúpano, Jamaica, Angostura, Cúcuta, de nuevo Trujillo con el  Armisticio y la Regularización y pare de contar. Eso es Venezuela, no es más, nada que la hechura de sus hijos, que siembran, que paren, que amantan, que acarician y que perdona cuando tiene que hacerlo.
Bolívar en su historia de 47 años de vida fue un personaje muy completo dice Uslar Pietri. Que paso por cuatro tiempos que fueron el de: crecer, el de la esperanza, el de triunfar y el de llorar Bolívar en el ocaso de su vida vivió su propio fracaso. Sintió la muerte como la de Cristóbal Mendoza parte de su proyecto político, también la de la de Antonio José de Sucre que representaba el idealismo.   Frente a la adversidad y a su propia muerte se consagró  reivindicándose.
Bolívar para nosotros es un símbolo al igual, que la bandera, el himno nacional y el escudo, según la UNESCO, es uno de los personajes a nivel mundial que más tiene estatuas. Venezuela en la arquitectónica colonial española, se fundaba la ciudad que se integraban la iglesia, el ayuntamiento y frente a ello la plaza mayor. En la vida republicana, Bolívar es imagen y punto de encuentro de nuestros pueblos.  Ya hoy,  no son la plaza mayor, si no la plaza Bolívar.
Plaza Bolívar El Dividive. Foto. Luís Huz.
Justamente pasado mañana aquí en esta parte de la  planicie de  Trujillo, en un pedacito de su variada geografía, en donde la madre tierra germinaba abundantes arboles de dividive. Siendo un bosque, de este árbol, que tiene una altura prudente entre unos 6 a 8 metros aproximadamente.   Sus ramas se van moldeando a la dirección del viento. Produciendo, en estas cálidas tierras una sombra agradable para el refresco natural.
 Ello fue el gran  atractivo para los primeros pobladores, en busca de la explotación de esta madera sus primeros visitantes fueron  inmigrantes el primero de ellos Luis Cristiano  Manjar de origen inglés. El otro Andrés Soler, que de hecho por un tiempo fue referencia de este lugar reconociendo como el lugar de Soler, tanto como para ida como para el regreso.

Así lo confirman en las crónicas el Profesor   Humberto Castellanos, Omar José Briceño Lozano,  Américo Betancourt Lobo. Al transcurrir bastante tiempo los pobladores tomaron, como nombre bautismal de este lugar el que proveyó su naturaleza el de El Dividive.  No es un nombre de origen indígena, o  de bautismo español, como la de mayoría de los pueblos de Trujillo, es la esencia misma de su tierra.  


Iglesia de la Virgen de Chiquinquira. Foto. Luís Huz.
En el  transcurso de su tiempo ha evolucionado desde ser  municipio, parroquia eclesiástica, hoy municipio autónomo de acuerdo a la última ley política territorial del estado Trujillo también es parroquia capital. Hoy es un lugar de identidad trujillana, protegido por la mirada protectora de la Virgen de Chiquinquirá que su mirada se direcciona hacia la carretera panamericana, una  vía obligatoria, para este estado de encrucijada que es Trujillo, una de sus grandes y fortalezas. 
Su estructura arquitectónica es producto de las características de un pueblo de planicie, de zona calidad con cercanías a la costa, más que a la montaña. Es un lugar, que la historia lo ha reconocido como: el bajo Trujillo en la colonia. En contemporaneidad, zona, baja, zona del de progreso, el granero de Venezuela, zona de la esperanza, debe ser por sus riquezas, en sus frondosas tierras, producto de grandes rubros agrícolas,  pecuarios y minerales. Es todo un componente de alegría, como lo ratificó Mario Bricelño Iragorry en su libro Alegría de la Tierra.
Patrona del Dividive. Foto. Luís Huz.
El Dividive es un pueblo de calles anchas, ha sido planificado es atípico tiene seis entradas y por su puestos seis salidas. Su punto de encuentro es, la Plaza Bolívar la cumpleañera, enfrente se encuentra,   su hermosa iglesias con tres entradas  y sus dos torres  gemelas dando la impresión que  guían la cordialidad, la amistad de sus pobladores, el amor, la espiritualidad y la fe.  La advocación, es a Nuestra Señora de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá,  sus dos torres, siento la impresión que son dos acompañantes de la virgen San Andrés y San Antonio.
Busto del lIbertador. Foto Luís Huz.
¿Quién hace a los pueblos?, por supuesto que su gente, ¿quién hizo esta plaza?, por supuesto su gente, ¿Cuántas? muchas, unas más destacadas otras menos. Era por allá el año de 1956, cuando un joven veinteañero, con un propósito de grandeza junto a muchos colaboradores y soñadores se planteó construir la Plaza Bolívar.


Es decir,  invitar al Libertador a convivir entre los parroquianos divideños o dividenses.  ¡Si gentilicio con sabor a árbol y fresca sombra¡ para que se quedara acompañando al tiempo y sus generaciones por los siglos de los siglos.
Ese personaje es Don José Eurípides Olmos verdaderamente un quijote  trujillano de la patria chica  dividenses. Quien siendo Presidente de la Junta Comunal se trazó esta idea de la plaza. Una obra monumental, para la época en donde abundaban las esperanzas, pero faltaban los recursos porque los impuestos  de un pueblo de la década de los cincuenta escaseaban.
Pero con constancia e insistencia con cooperación y con llamado de participación lograron culminarla.  Este lugar símbolo de encuentro, nacional, de patriotismo, de identidad, de cultura de la simbología de la venezolanidad.  Eran aquellos tiempos de la historia pueblerina, que se destinaba a progresar y a mejorar la calidad de vida de sus habitantes.  Un pueblo de calles empedradas, donde las rocas armonizaban y se unían con la grama, entre sus separación que se servían a pobladores como alfombras.
Don Chalipe Olmos viaja a Trujillo a buscar recursos con Gobernador Don Atilio Araujo, también a Caracas, aprovechaba generar recursos de los yacimientos de arena toda una política de cooperación. También recibió  apoyo de sus amigos y pobladores que soñaron junto a él.
No sólo se quedó en la construcción de esta obra sino, que también es un quijote de la diplomacia local, por aquí, por estas  calles del Dividive calles, pululo  nada más, que con Don Arturo Uslar Pietri, con Pedro Segnini la Cruz, Miguel Ángel Burelli Rivas.  Todos fueron candidatos presidenciales. Con Uslar Pietri su amistad venía desde la época del medinismo PDV. Con el tiempo se encontraría con FND, el partido de la campana.
Dentro de su amplia agenda relacionista también compartió amistad con a Don Alirio Díaz, ejecuto algunas canciones con el gran guitarrista recientemente muerto. Don José Don Eurípides, es la memoria viviente del Dividive, es decir, es un patrimonio testimonial, esas  memorias, se tienen que recoger con la escritura, para que no se diluyan en el tiempo.
 Quien quiera saber, quién es él, sólo tiene que conocer, su biblioteca personal. Que no es una biblioteca de coleccionista, sino de uso y es una biblioteca seleccionada. Con  un fondo bibliográfico en donde predominan los géneros de política, historia, filosofía, literatura y biografías, ahí se  comprueba que es un hombre culto.
 Finalmente quiero hacer una referencia general del Municipio Miranda, que lleva el nombre del Generalísimo Francisco Miranda, un ciudadano universal. Que su  pensamiento, recopilado hace   una memoria de sesenta tomos, es patrimonio de la humanidad declarado por la UNESCO. Sus habitantes por medio  de sus instituciones educativas deben de preocuparse  en estudiar ese pensamiento. 
Este municipio es sinónimo de progreso, en su jurisdicción se encuentra la Zona Industrial de Agua Santa, es agricultura en El Cenizo , es agua termales, es historia porque,  es parte de la Campaña Admirable. Entre sus instituciones educativas está el Tecnológico hoy Universidad Territorial. En el pasado, hecho presente,  es memoria continua del ferrocarril Motatán La Ceiba.
Un día cualquiera en la cultura del helenismo, Alejandro Magno decidió regalarle a su ejército, todas sus riquezas. Un soldado le pregunto y ¿usted con que sé que se queda?  él le dijo con todo, me quedo con la esperanza.
 En una Venezuela como la hoy,  de difícil vivir, es angustioso. Pero con un pueblo como este,  con su gente, que tiene un  sentido de pertenencia, de querencia a su tierra, es inspiración esperanza. Es decir, lo tenemos todo.
A todos ustedes, Muchas Gracias.
 El Dividive, 22 de julio de 2016.
Discurso como orador orden con motivo de los sesenta años de la fundación de la Plaza Bolívar.
Alcaldía y Concejo  del Municipio Miranda.
(*) pfrailan@homail.com,   Facebook. P.frailan@gmail.com,         Twitter. @ pfrailan
http://trujilloatravesdeltiempo.blogspot.com/


Referencias bibliográficas.

BRICEÑO  L. Omar J. Divi-Chigua. El Dividive. 1997.

El Dividive de Ayer. El Dividive. 2008.







miércoles, 21 de octubre de 2015

Caminos de Carvajal un encuentro infinito con el tiempo


Caminos de Carvajal un encuentro infinito en el tiempo
Pedro Frailán (*)
A Francisco Omar Araujo, patriarca de liber trujillono.
Caminante, son tus huellas
El camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
 Se hace camino al andar.    

      
Panoramica de Carvajal. Foto Luís Huz.
Inicio  este discurso citando una frase del poeta español Antonio Machado  y la vez recordando al gran bibliógrafo de Trujillo,  el Dr. Francisco Omar Araujo, que su trabajo quedo  impreso en las huellas del tiempo trujillano, con su gran obra “Trujillo entre Letras y Letrado”, libro que tuve el honor de ser parte de equipo  editor, cuando era director del Fondo Editorial de la Universidad Valle del Momboy. Institución que publicó este texto patrimonial y que para mí fue de gran enseña.  De la cual aprendí a conocer más a Trujillo desde su escritura. 
Tratando en primer lugar los nombres precolombinos de la antigua nación cuica, en donde confluían una serie de comarcas indígenas, nombres y creencias que eran muchas. Ya que estos aborígenes eran politeístas y algunos de ellos nómadas.  La toponimia  de Estovacuy, ya existía como un lugar referencia y de señalización, recuerde que lugar siempre existió,   como un cruce de caminantes. Estovacuy  fue referencia por la plantación natural y silvestre de las cucuizas, de ellos se deriva la terminología  “Tierra de  las Cucuizas”.
Proseguía diciendo por ejemplo, bien fuera el caminante indígena, español o ya nuestro poblador, producto del encuentro cultural de lo afrovenezolano, indovenezolano o eurovenezolano. Al ir buscando el encuentro entre el sur y el norte, para tomar la decisión de cual camino escoger, se decía, nos vamos por camino de la tierra de cucuizas.   Este el más accesible entre dos grandes pueblos indígenas como lo fueron los Cuicas hoy Trujillo y Timotes  hoy Mérida.
Al transcurrir un largo tiempo aproximadamente de 133 años de fundación de la ciudad viajera de Trujillo la primera de los Andes y la séptima de Venezuela, se inician los primeros asentamiento fundacionales de lo que es Carvajal, quién acoge el nombre del fundador Baltasar de Carvajal, ¡claro!, no fue de inmediato, si no se fue logrando progresivamente. Al tiempo con un acuerdo de formalizó y se institucionalizó esta fecha que marca una piedra angular de nuestra villa. 
Carvajal más adelante es protegido por uno de los tres arcángeles peregrinos como lo es; San Rafael Arcángel, según tradición cristiana compañero de viaje de Tobías, que lo protegió por el recorrido de un peligroso viaje para encontrarse con Sara su futura esposa, que según el vocablo hebreo significa “Dios sana”.  Además es protector de los noviazgos es el equivalente, eros, griego o al Cupido romano, pero en tradición bíblica.
 Llegó a la Tierra de las Cocuizas para quedarse, proteger, y sanar a sus habitantes. Hoy todas las miradas de sus hijos se encuentran desde muchos partes del estado y el país con presencia o el imaginario el 24 octubre el día de su onomástico. 
Goepoliticamente hoy el Municipio San Rafael de Carvajal es un lugar de encrucijada, el colinda los municipios, Valera, Urdaneta Trujillo, Motatan Pampanito. Con el norte va al encuentro con la montaña, por la parroquia Chiquinquirá de Trujillo, se encuentra con la Virgen de la Paz en su representación arquitectónica el monumento y con la Peña de la Virgen. Bajando desde Sabaneta por el Hatillo vemos la hermosa meseta desde una panorámica natural, que en muchas oportunidades aparece y desaparece de acuerdo al capricho de la neblina.  Al seguir el recorrido hacia San Lázaro y Santiago vemos la el camino conocido por sus habitantes como la pica o más común como  el Salto del Diablo.
Entonces en ese recorrido nos podemos topar con Dios y con el diablo ¡claro!, nos protege San Rafael  Arcancel, estas creencias y tradición es de la inventiva cotidiana de los pobladores de todos estos lugares. Por eso  es que yo digo, que los pueblos son mágicos y mientras más ingenios sean sus expresiones, son más ricas y grandes.  También desde el Alto de la Cruz lo podemos ver desde otro ángulo y de otra  panorámica natural.
Pero al mismo  tiempo Carvajal es una panorámica natural, en donde podemos observar la meseta que asienta a la ciudad de Valera. Aquí fue donde se detuvieron los pochos y los látigos a observación la Revolución Restaurada Liberal encabezada por Cipriano Castro a la llegada a Valera como vieron un movimiento muy escuálido se retiraron. ¿Pero, quien iba pensar?, que al poco tiempo la revolución triunfaría y haría Cabito Presidente de Venezuela. Pero, lo más cumbre que lo acompañaba Juan Vicente Gómez y jovenzuelo  de nombre Eleazar López Contreras, que entre ellos sumaron 40 años de Presidencia de Venezuela. ¡Así son las cosas! Decía, Oscar Martínez.
También se observan a los pueblos de pie monte, desde la mirada de pobladores entre ellos San Rafael Arcángel. Ve a otro santo itinerante  llegó y se quedo, como lo es el Niño Jesús Escuque. También se ve en sí mismo cuando mira al Tierra de Sanana Libre en donde también él es se protector. Al igual mira para el Alto de Escuque, ahí está Santa Rosalía su patrona las de la causas imposibles. Las Mirada prosiguen hacia la planicie trujillana, que en los tiempos de la colonia se llamaba el Bajo Trujillo hoy Zona la Baja y así sucesivamente hasta que la mirada se pierde. 
Artesania de Carvajal. Foto. Luís Huz.
Hoy en todas sus parroquias las tradiciones religiosas, a pesar del tiempo se mantiene fortaleciendo a sus habitantes con la fe abriéndoles el camino de la esperanza. En parroquia José Leonardo Suarez, con su patrón San Andrés y la Virgen del Carmen los bendice y en Coco Frio se pueden endulzar el paladar con un polo de coco.
En la parroquia Antonio Nicolás Briceño La Cejita, pernota otra viajera que llego desde Motatan, para quedarse como  la advocación mariana a la Virgen de la Inmaculada Concepción. Desde Málaga España está presente la hermandad de los penitentes. En campo alegre la  veneración al Sagrado Corazón de Jesús y a la adoración de la Santísima Trinidad. En un de la parroquia Carvajal se encuentra San Genaro una motivación de fe ascendente con el tiempo, a causa de que sus habitantes, le han dado a su patrón un reconocimiento sacro y magno orgullosos de sus reliquias. Un punto de encuentro, es su viacrucis de la montaña en la semana santa.
Mario briceño iragorry dice “que el paisaje moldea al hombre”. Por lo tanto el hombre es su expresión, y ello se denota en la cultura, Carvajal por su condición geográfica es sinónimo de ella. Muchos de su hijo miran la tierra, la  recogen, la amasa y la convierte en arte, haciéndolo una referencia en cerámica. Al igual amasan el trigo, el maíz y lo transforman en el alimento universal y bíblico como lo es el pan, otra de sus referencias. Al igual que con la guadua y la cabuya, la pintura, la música todo ello es una mirada y encuentro con  la naturaleza.
Desde este territorio el emprendimiento ha sido un ejemplo las empresas creadas, se destacan partiendo de aquí a toda región y al país. El comercio está en un constante crecimiento a tal caso que cuenta con centros comerciales moderados que solucionan el abastecimiento de su población y pueblos adyacente. A diario es visitado por gente de otros lugares de Trujillo, por su condición de ciudad universitaria, ya que la Universidad Valle del Momboy, tiene aquí una de sus principales sedes, en donde funcionaba en antiguo colegio Cecilio Acosta otras de sus reseñas tiempo atrás en educación.
Aeropuerto Antonio N. Briceño. Foto. Luís Huz.
En Campo Alegre hermoso nombre, planicie que es la puerta obligada de Trujillo a Venezuela y el mundo desde la década del cuarenta. Aquí está el aeropuerto internacional  Antonio Nicolás Briceño su posición geopolítica lo conecta. En primer lugar con Caracas capital de la República, con la región de los Andes, Mérida y San Cristóbal. Con ciudades de gran crecimiento y arraigo del occidente del país como Maracaibo y Barquisimeto. En espacio internacional con el Caribe, Aruba y Curazao y con algunas ciudades colombianas. Lo dial seria que su funcionamiento fuera de mayor dinamismo, no sólo para transportar pasajero, sino sacar los productos trujillanos especialmente los de fabricación artesanal. Ya que Trujillo es un emporio y al mismo tiempo recibiría producto de afuera.
Por su naturaleza todos los caminos, como ha sido siempre conducen a Carvajal. ¡Qué bueno sería!, contar con sistema de transporte que nos  llevara a Trujillo ciudad capital. De aquí a Pampan, Monay y los  Silos. Carvajal hacia la Zona Baja, a Urdaneta y Timotes Mérida. Todo se puede hacer, el estado cuenta con sus vías, lo que hace falta es emprendimiento. Yo sueño con ver realidad estas ideas, cuenta con lo más importante su gente. Gente amiga y cordial, excelentes anfitriones así lo demuestra su historia a veces venimos de pasada pero nos quedamos, como le sucedió a San Rafael Arcángel. ¡Son tantas cosas las que pueden seguir  haciendo!
  Por aquí paso Bolívar en dos grandes  momentos, de la historia uno para las dolencias de la patria cuando el Decreto de Guerra a Muerte y el otro para el encuentro de la paz,  cuando el Armisticio y Regularización, esa es la historia  para el bien y mal
Carvajal a sus 345 años, en primer lugar tiene que mirarse hacia adentro, pronto  esta a cumplir tres siglos y medio  una fecha referencial. Partiendo de sus valores de cultura identidad, autóctonos de sus lugares, de sus querencias, tradiciones, costumbres, personajes, instituciones, mitos y su arte, entre ellos la obra  clásica y magna de Dios el hombre y la mujer. Se puede conquistar el mundo, con estos valores propios de la cultura e identidad recordemos a Cicerón  Identidad significa “yo siempre el mismo”.
Ayer se celebro el I Simposio de Cultura e Identidad Carvajalence promovido por Sr. Luís Huz Ojeda, un reconocimiento al lugar y al lugar de lugares. En donde siete ponencia  trataron diversos expresiones y acciones carvajalences. Un encuentro entre sus parroquianos, en donde daba la impresión que el tiempo se había  extasiado, eran tan diversos y variados los discursos en los descansos que las palabras salían solas demostrando la alegría el reconocimiento de un pueblo que vive para sí mismo.
Ello me hizo recordar a Neruda en “Confieso que he vivido”. Cuando hacía, memoria que el conquistador, se llevo todo y nos dejos todo.  Entre ellas las palabras, las hermosas palabras y finalmente reconoce el gran valor del idioma.  Finaliza diciendo que buen idioma el mío.
Ayer los parroquianos del Municipio Carvajal,  también dijeron  que buen lugar el mío. Recordemos que el lugar es camino de la conquista y el progreso de los pueblos.
San Rafael Arcangel. Foto. Luís Huz.
Finalmente quiero concluir con una estrofa de canción titulada A San Rafael, de la autoría de María Omaira Pérez Peña parroquiana de San Jenaro que dice:
Glorioso Arcángel San Rafael,
Guíanos en el camino de la salvación
Ayúdanos en las necesidades
Y danos la visión de Dios
A ustedes respetado público eternamente agradecido por la atención prestada. Muchas Gracias.
Carvajal 20 de octubre de 2015
Pedro Frailán orador de Orden en los 345 años de la fundación de San Rafael de Carvajal.