Diseño y Diagramación: María Laura Linares Frailán

jueves, 22 de junio de 2017

Ponemesa de Pitijoc un lugar admirable para la libertad.



Ponemesa de  Pitijoc  un lugar admirable para la libertad.
Pedro Frailán (*)
“Cuando por la libertad/ Algún pueblo ha peleado/ No hay ejemplo ninguno/ De haber sido humillado”.  Canción Americana, de Gual y España. 

 
Templo San Juan Bautista
Hoy en esta mañana del viernes 16 de junio 2017, hacemos remembranza, al pasado presente, en un lugar de añeja tradición, que la memoria contemporánea, recuerda a cada momento y cada instante. Con un palabreo constante, palabras y más palabras las que nunca digo, las que pronuncia a cada rato. Con plena libertad, como lo dijo  el poeta Octavio paz en su poema  “Libertad bajo palabra”.
¡Si con libertad!, como nos gusta los venezolanos, sino que lo diga la tradición o la historia, la juez del tiempo. De hecho este es un encuentro, con la libertad, una libertad vetusta, inmemorial, con olor a viejo, ha guardado, justamente, aquí  en la tierra de,  Los Tiestos, de los corotos, de la arcilla, de la que dios, utilizó para moldear y crear al hombre según el libro Génesis.
  Hoy recordamos a  Ponemesa año 1813, en el territorio de Pitijoc, esa es  la palabra, que mencionamos y cada rato. Aquí en Betijoque  Como dice: Monseñor Rafael Febres Cordero  vamos curucutear la historia en plena libertad.
 Era la Caracas de 1810, cuando un grupo de blancos criollos decidió, crear un Junta en Defensa de los Derechos del Rey Fernando VII. Siguiendo el ejemplo de la Junta de Aranjuez. Aunque hacía ya tiempo, se venían ventilando aires de pre-independencia, recordamos los sucesos de José Leonardo Chirino, y el movimiento de Curimagua y Jacura, Gual y España, en La Guaira,  Pírela en Maracaibo. Miranda, en 1806, la Conjura de los Mantuanos de 1808. 
Luego del suceso del 19 de abril de 1810 en Caracas, algunas gobernaciones y ayuntamientos decidieron seguir el ejemplo de Caracas, inmediatamente Barinas, Margarita, Cumana,  Barcelona, Mérida y Trujillo, se hermanaron con la idea capitalina, el testigo más fehaciente la bandera nacional en donde están representa estas siete provincia.
El ayuntamiento Trujillo, decide separarse de la gobernación de Maracaibo, e incorporarse como siempre, desde su fundación  había pertenecido a la antigua, Provincia de Venezuela con capital primero, Coro y después Caracas. Ya que Trujillo a la anexaron en 1786 a la territorialidad del lago.
Para el nueve de 09 de octubre de 1810 el ayuntamiento de la ciudad de Trujillo  de la Paz, conforma  su propia junta, constituyéndose en provincia, convoca el pueblo a cabildo dice: Cooz “Esta junta de gobierno, resguarda la paz, la armonía, las mismas relaciones de sangre, los intereses comunes y particulares, de todas estas provincias” (1966 104).  Reconoce a nuestra señora de la paz como patrona. No se plantea la autonomía provincial, sino la autoridad suprema.
El principal pensador, de este  proceso, es un cura nacido en Escuque, que venía de Puerto Rico, formado con los franciscanos, que dictaba las cátedras de filosofía, matemática, lógica y teología, inspirado en las ilustración y con ello con principio de la igualdad, la fraternidad y libertad. Párroco en la iglesia de aquí Betijoque, que se traslada hacia la ciudad Trujillo a plantearse esta, gesta que transformaría a Trujillo y Venezuela, se trata de Fray  Ignacio Álvarez.
En Trujillo se constituye el Cuerpo de Electores, se nombra como secretario a Fray Ignacio  Álvarez, una vez cumpliendo sus  funciones se consagra la Junta Superior. Quedando integrada por Jacobo Ruth Presidente. El  Licenciado José Ignacio Uzcátegui, Vicepresidente, Pbro. José Segovia, Dr. Bartolomé Monsant, Fray Ignacio Álvarez, Pbro. José Antonio Rendón, Don Mauricio Uzcátegui, Don Pedro Fermín Briceño, Don Juan Briceño Pacheco, Don Francisco Javier Briceño, Dr. Emigdio Briceño, Don Manuel Felipe Pimentel y Don Ángel Francisco Mendoza como vocales.
Con este cuerpo político, es una fecha histórica doble, por ser la fundación de la Ciudad de Trujillo y ello marca un icono de la historia trujillana para Venezuela.
Frente a esta decisión del distrito municipal de  Trujillo, de separarse de la gobernación Maracaibo  con la pretensión de transformarse en provincia. Inmediatamente la ciudad del lago reacciona e interviene con tropas a Trujillo al mando de Luis Mendieta, con la finalidad de apaciguar al movimiento insurgente trujillano. Estas solo llegan hasta Betijoque, no las dejan culminar su destino  la ciudad de Trujillo.   En Ponemesa, encuentran  resistencia militar dirigidas por el Coronel Pedro Briceño del Pumar, que venía de Barinas teniendo que regresar los realistas a su lugar de origen.
Av. Quinta.
Prosiguiendo tiempo para el año de 1811, Trujillo en el mes de septiembre tiene su propia constitución, promulgada en este lugar, en la sala consistorial en la ciudad de nuestra señora de la paz. El represente por el pueblo de Betijoque fue;  José miguel de la Bastidas Briceño, primer diputado regional de aquí. En este tiempo ya no se argumentaba una junta en defensa de los derechos de Fernando VII.
 Ya era un Estado constituido con sus poderes y funciones, se había proclamado y firmado la independencia,  las provincias que constituían la nueva república tenían sus propias constituciones y la del país, que la aprobaría en diciembre de 1811, siendo Fray Ignacio Álvarez el redactor de la primera constitución de Trujillo.

De nuevo Ponemesa en la Campaña Admirable.

Sesión Solemne. 204 Años de la Batalla de  Ponemesa.
“… si fuese necesario, por nuestra libertad e independencia (…) podrán sus hijos libremente manifestar al universo con ánimos generosos”. Proclama de Francisco de Mirando 1806.
El 25 julio  del año 1812 en San mateo, a la gesta emancipadora de la independencia tiene  su momento oscuro, con la capitulación  de Miranda cae la  I república. El Coronel Bolívar se encontraba en la Plaza Militar de Puerto Cabello. Triunfaba Domingo Monteverde, que había invadido Venezuela por la ciudad de Coro promoviendo y ejecutando la “Ley de la Conquista”, era la reacción española.
Bolívar sale el 27 de agosto para Curazao, al final de octubre llega a Cartagena de Indias. El 27 de noviembre le escribe al Congreso Neogranadino, explicando el caso venezolano, además promueve la idea colombiana pidiendo respaldo.  El 15 de diciembre pronuncia el Manifiesto de Cartagena.
El Ejecutivo Congreso  Neogranadino le da el apoyo, el Presidente Manuel Rodríguez, le concede el grado de Coronel y Comandante de Barrranca de la Veda de Magdalena.
La primera campaña se desarrolló entre el 23 de diciembre  de 1812 hasta el 28 de febrero de 1813, en territorio neogranadino. Recorre y libera de los realistas los lugares de Salamanca, Heredia, El Piñón, Tenerife, toma la importante plaza militar. Luego Zambrano, Monpox, El Guamal, El Banco, Chiniguaná libera a Ocaña llega a Cúcuta el 28 de febrero vence al español Ramón Correa Nueva Granada queda libre. Le confieren el título de Ciudadano y Brigadier de la unión Neogranadina.
Entra a Venezuela con  hombres de Gran prestigio, Girardort,  Luciano D’ Elhuyar, Antonio Ricaurte, Nariño, entre otros. El 14 de marzo  inicia la Campaña Admirable, parte de San José de Cúcuta. Pasa por San Antonio, San Cristóbal, La Grita, el 23 de mayo entra a Mérida. En la Casa Consistorial, pronuncia un discurso, le confieren el título de Libertador.
En Mérida permanece 18 días, visualiza la situación de Trujillo, que es muy difícil. Tres años antes este  ayuntamiento tomo la decisión de ser provincia. Por lo tanto a la caída de la I República, fue invadido en su totalidad, además por la posición geopolítica lo permitía.
Domingo Monteverde al entrar por Coro y pasa por Nueva Segovia de Barquisimeto, controló  el territorio de Carache, por Barinas  Boconó. Por  Maracaibo,  las adyacencias de Betijoque. Prácticamente los hombres del 9 de octubre de 1910, estaban huyendo  otros presos entre ellos: Fernando Domingo Salas, primer alcalde Betijoque. 
Para continuar la Campaña El Libertador e invade y libera a Trujillo, dio  órdenes a los capitanes, Manuel Gogorza, José María Ricaurte, Hermógenes Maza, a los Coroneles José Félix Rivas, Anastasio Girardot y le señala el recorrido trujillano.  Recordemos que el coronel Ramón Correa, venía retrocediendo y derrotados desde Cúcuta.
Para el 03 de junio una de las vanguardias patriota llega al sector del Colorado de la jurisdicción de Escuque, el Coronel Correa se encuentra esperando, en el sector llamado Las Trincheras. Hubo un enfrentamiento en donde los realistas tuvieron que huir derrotados. Al día siguiente 04, En Ponemesa,  se realizó la batalla, conocida también en nuestra historiografía como la Batalla de Betijoque.  
Derrotado al Coronel Correa, salió a refugiarse aquí en Betijoque, los republicanos, siguieron arremetiendo contra ellos, expulsándolos del territorio patriota trujillano. De nuevo atacaban en Agua Santa, en Cequión hasta embarcarse para el Maracaibo realista en Puerto de Moporo.
La comunidad trujillana apoyo en todos los sentidos a Girardot, a D’ Elhuyar, a Maza, Ricaurte, Yepes y Gorgoza héroes militares de este combate, el próximo encuentro, seria en Agua de Obispo.
Esta tierra es un epicentro de la Campaña Admirable, que se puede mirar desde aquí hacia Cartagena de Indias, cuando se inició 23 de diciembre de 1812. Al igual desde aquí hacia la entrada triunfal en Caracas el 6 de  agosto de 1813 para fundar la II Segunda República.
El Municipio Rafael Rangel, hoy es una fuente viva moral y venezolanidad. Con hechos históricos como este, que estamos recordando. Sus personajes, es cuna de dos símbolos de la Venezuela de todo el tiempo José Gregorio Hernández y Rafael Rangel. Fray Ignacio Álvarez, que desde el templo pensó y actuó en la independencia.
Independencia,  es una realidad hace más de doscientos años, por eso hoy, tratar de enjaular la libertad y el pensamiento político, es un error.
Frente a la “crisis de pueblo”, como lo calificara Don Mario Briceño Iragorry. Hay que tener esperanzas y fe, porque Dios es esencia de libertad.
“Tal es la libertad/ Hija de Dios, de su bondad esencial, / El don más alto de su amor divino”.  Heriberto García en Oda a la libertad.
Finalmente, en esta situación  recordemos lo siguiente:


Nosotros, pues a nombre y con la voluntad y autoridad que tenemos del virtuoso pueblo de Venezuela, declaramos solemnemente al mando de sus provincias unidas son, y deben ser desde hoy, de hecho y derecho, Estados libres. Acta de Independencia de Venezuela, 5 de julio de 1811.
A todos ustedes, muchas gracias por su atención.

(*) Pedro Frailán. Profesor Titular de la Universidad Valle del Momboy.
Orador de Orden en el Consejo Municipal del Municipio Rafael Rangel. Con motivo de los 204 de la Batalla de Ponemesa. 
Referencias Bibliográficas.
COOZ. José de Jesús. Dos Procesos y un Gran Capitulo de Historia Provincial de Trujillo. Biblioteca Trujillana de Cultura. Trujillo – Venezuela. 1966.
FRAILÁN, Pedro. Trujillo ideas y personajes en la proeza independentista del 09 de octubre de 1810. Trujillo, mayo 2010.
FRAILAN, Pedro. La Campaña Admirable (I Parte). Diario de los Andes. Valera. Domingo, 09 de junio de 2013. P.32.
FRAILAN, Pedro. La Campaña Admirable (II Parte). Diario de los Andes. Valera. Domingo, 09 de junio de 2013. P.9.
URDANETA, Ramón. Betijoque Carache Niquitao. Episodios sangrientos de la Guerra a Muerte. Editorial Arte. Caracas.1973.
MONTILLA, Eleazar. La Campaña Admirable. Fondo Editorial Arturo Cardozo. Valera. 2014.

domingo, 11 de junio de 2017

Próceres Trujillanos



Próceres Trujillanos. Vicente Dávila.

Próceres Trujillanos es un texto del escritor Vicente Dávila, tachirense, como un homenaje a los  trujillanos héroes de la independencia, editado por primera vez  en 1921. Siendo Presidente encargado de Venezuela Victorino Márquez Bustillos. Otra edición se hizo, más adelante  siendo Ministro de Justicia Lorenzo Fernández, quien fue Senador por Trujillo.

En Próceres Trujillanos es un libro de rasgos bibliográficos en donde están reseñados: Antonio Nicolás Briceño, Cristóbal Mendoza, Pedro Miguel Chipía, Cruz Carrillo,  José Ignacio Briceño, Miguel Blasco, Pbro. Salvador León, Fray Alonzo Álvarez, Jacobo Antonio Roth, Pbro. Antonio Rosario, Domingo Briceño y Briceño entre muchos.

En esta oportunidad me voy a centrar en Don Domingo Briceño y Briceño, nacido en Mendoza Fría en el año de 1780. Hijo de Antonio Nicolás Briceño (padre). De profesión periodista y abogado un héroe de la independencia de condición civil.

Domingo conoció las primeras letras en su casa luego en Mérida y Caracas, para el 1800, llega a Maracaibo se radica constituyendo una familia. Manteniendo una relación con Trujillo, a raíz  de algunas propiedades de familia, esta acción  fortalece el comercio entre Mendoza y Maracaibo.

Para el 1810 en Maracaibo es partidario de los susesos del 19 de abril, parte de los marabinos no se sumaron a causa preindependentista. Lo que hizo, que regresara a Trujillo, ya que aquí si se sumaron a la causa. Aunque siguió luchando porque Maracaibo tomara la idea republicana. En los años difíciles entre loa año de 1812 y 1920, Estuvo en prisión en dos oportunidades.

Para el año 20 después de la firma de Armisticio, llevo al General Rafael Urdaneta, a conquistar a Maracaibo y se sumara a la independencia se le conoció como el libertador de Maracaibo. Nunca olvidó este objetivo, para la formación de la Gran Colombia, fue diputado por la Provincia de Maracaibo al Congreso de Cúcuta.  
A partir de 1930, gobernador de Maracaibo, luego se trasladó a Caracas, también era diputado. Fundo en capital El Diario El Nacional, siglo XIX, allá  fue gobernador, institucionalizó los carnavales. Defensor del Dr. José María Vargas, presidente civil.  Prosiguió su destino en Caracas, como un gran intelectual símbolo del buen periodismo escritor, elaboró la gran biografía de su hermano Antonio Nicolás Briceño.
En 1858, fue representante de Venezuela en Washinton en defensa y reclamo de nuestra soberanía, de las Islas de las Aves, tesis que logró imponerse. Murió en junio de 1860, sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional, el 21 de mayo de 1976.
Bibliografía.
DAVILA, Vicente.  Próceres Trujillanos. Imprenta Bolívar. Caracas – Venezuela.  1921.