Diseño y Diagramación: María Laura Linares Frailán

miércoles, 19 de abril de 2017

Proclamación de la Heredad Boconó: Estancias y Vivencias



Proclamación de la Heredad Boconó: Estancias y Vivencias. Lourdes Dubuc de Isea.
 Proclamación de la Heredad, es un libro escrito por Doña Lourdes de Isea, son crónicas y microhistorias  locales elaboradas por una escritura aterciopelada, con delicadeza, de la elegancia y belleza de la autora. Es la narración  es estancias y vivencias partiendo desde la majestuosidad de su paisaje. 

Es una apología  a Boconó  y a Dios como cómplice de esta creación. Que es sencillamente grandiosa infinita e indeterminad como la filosofía  de  Anaximandro. Existen tantas frases hermosas, en donde se consiguen por ramilletes, los símiles, sinecdoques  y las metáforas elementos esenciales de la tropología de ahí se puede elaborar un código literario de memoria local.

Dice la autora en Boconó estuvo   por un tiempo mudada   la ciudad viajera de Trujillo, en donde recibió el nombre de Trujillo de Salamanca por los años de 1960 a 1563 aproximadamente. En ese mismo lugar y parada el Alcalde Don Diego de la Peña concede protección  a Juan Rodríguez Suárez, perseguidos por la autoridades de la Real Audiencia de Bogotá, por lo que se reconoce hoy día como el primer asilo de América. 

Boconó o Jokonó,  nombre de importante tribu Cuicas, también del río, incluso Doña Lourdes cita a Eusebio Baptista, en Canto al río Boconó quién en su imaginario dice que: “Alguien presume que sus aguas son hijas del llanto de las montañas al sentirse solas”. Para los bocones todas se desenvuelven en torno al río a sus aguas, se concibe que todo es agua como el principio filosófico de Tales de Mileto.

Ya que en su geografía, existen otros ríos, quebradas, cascadas, riachuelos, manantiales y lagunas que embellecen el paisaje, el Boconó y el Burate se encuentran, junto hacen un nuevo recorrido vía al llano y de ahí al Orinoco.

Boconó ha recibido a grandes visitantes entre ellos Bolívar, quién lo consideró como el jardín de Venezuela por sus bellas mujeres.  Pablo Neruda el poeta de amor. Cuando lo visitó dijo: “Tiempo y letra, florece en Boconó, entre las altas montañas y es una flor de papel alimentada por un substrato profundo de inquietud y cultura. ¿Cómo se mantiene tan alto?”.

Orlando Araujo, el autor de Compañeros de Viaje, creyó que Boconó es una utopía, una selección de amor en tierra y gente un lugar de refugio. Un aposento  de Venezuela donde no hay petróleo ni por dentro ni por fuera.  Proclamación de la  Heredad, es un compendio de frases hermosas de la tierra de los momoyes, que son sus protectores. Es un libro patrimonial de la tierra de San Alejo. Que viene acompañando y protegiendo desde hace mucho. El mejor recorrido y disfrute es su lectura.
Bibliografía.
DUBUC I. Lourdes. Proclamación de la Heredad. Boconó: Estancias y Vivencias. Ediciones Anauco. Boconó. 1998



No hay comentarios:

Publicar un comentario